Saltar al contenido

Alfredo Webber: free solo 5.14b a los 52 años

Alfredo Webber ha escalado en free solo un 5.14b a los 52 años de edad.

Recientemente, el escalador Italiano ha hecho historia al escalar en solo integral la vía Panem et Circenses en Muro di Pizarra, cerca de Arco, Italia.

La ruta esta graduada en 5.14b/8c, lo que la convierte en una de las escaladas, realizadas en free solo, más difíciles de todos los tiempos.

Súmale a esto que Webber ha cometido esta hazaña a la edad de 52 años, que, aunque no es una edad extremadamente avanzada, sí que es noticia en lo que se refiere a lo deportivo.

Panem et Circenses es una pared de piedra caliza de 15 metros de largo y ligeramente desplomada. La ruta se caracteriza por tener movimientos finos, hiper-técnicos, con pequeñas regletas y bolsillos romos poco profundos.

Webber escaló sin cuerda y sin spoteadores. Su única protección eran dos crashpads para hacer boulder.

Alfredo Webber no es un nombre internacionalmente famoso, ni tampoco es un escalador profesional.

Ha pasado su vida trabajando largas jornadas en una cantera, pero se ha dedicado al oficio de la escalada durante décadas.

Para Alfredo, esta dedicación ha valido la pena más adelante en su vida. En 2017, a la edad de 48 años, encadenó Thunder Ribes (9a/14d) en Massone en Arco, Italia.

Free solo de Alfredo Webber: «cuatro minutos de pura magia»

Después de escalar Thunder Ribes, Webber le dijo a Planet Mountain:

Alfredo Webber free solo 5.14b

«Encadenar un 9a a mi edad, además de ser un sueño, es como un pensamiento imposible. Crecí cuando 9a era un grado místico, parece que fue ayer cuando vi por primera vez la foto de Wolfgang Güllich escalando Action Directe. En ese momento, esos movimientos y esos agarres eran simplemente sobrehumanos».

Continuó:

«Tienes que ser constante, escalar sobre terreno tan empinado como este para que tu cuerpo se acostumbre a este viaje de resistencia… En la práctica, es un verdadero viaje interior, que para mí es fundamental. Evoluciono a diario como escalador, y es un descubrimiento continuo de novedades y amistad.»

Webber encadenó Panem et Circenses por primera vez en el 2019.

Su reciente encadene en solo integral no fue una decisión a la rápida, sino un proceso bien calculado. Pasó dos años entrenando física y mentalmente para esos «cuatro minutos de pura magia».

Este ascenso en solo integral ha hecho historia como uno de los largos más difíciles en escalarse sin cuerda, en todos los tiempos, junto con el solo de Dave MacLeod en 2008 de Darwin Dixit (8b+/ 5.14a) y el solo de Alex Huber en 2012 de Kommunist (5.14a).

Alfredo Webber y su free solo, son un magnífico ejemplo de que la edad y la actividad laboral no tienen por qué ser factores limitantes en el rendimiento en la escalada.

La dedicación y la fuerza de voluntad, finalmente, prevalecerán.

Video de Alfredo Webber escalando en redpoint la ruta Panem et Circenses