Saltar al contenido

Cómo convertirse en el mejor escalador del mundo

convertirse en el mejor escalador del mundo

Es probable que en alguno de tus días de alta motivación te hayas hecho esta pregunta ¿Cómo convertirse en el mejor escalador del mundo?

A continuación te harás una idea de cómo la habilidad y la suerte pueden ayudarte a construir (o destruir) tu carrera como escalador.

¿Quieres convertirte en el mejor escalador del mundo o, al menos, ser uno de ellos?

Te ves a ti mismo en lo alto de los podios o encadenando vías con las que la mayoría sólo puede soñar.

O quizás, te ves inspirando titulares y acumulando seguidores en Instagram.

«Tal vez no salves al mundo, pero el mundo sabrá tu nombre», aquí veremos cómo puedes hacer esto posible.

Fórmulas para convertirse en el mejor escalador del mundo

A los 46 años, el psicólogo sueco K. Anderson Ericsson fue uno de los primeros en ofrecer una fórmula para ser el mejor.

En su estudio de 1993, Ericsson evaluó el rol de la práctica deliberada en el desempeño de los expertos. Desde entonces, su estudio ha sido citado más de 9.000 veces.

La conclusión:

«Practicar más intensamente que otros… es probablemente la explicación más razonable que tenemos hoy, no solo para el éxito en cualquier nivel, sino incluso para el caso de los genios.»

Los hallazgos de Ericsson fueron la base de muchos otros estudios y discusiones en libros, incluido el popular libro de Malcolm Gladwell, «Outliers«.

Diez mil horas de práctica deliberada

Gladwell afirmó que para ser excelente en cualquier cosa, debes dedicar aproximadamente 10.000 horas de práctica deliberada.

La práctica deliberada, significa trabajar en las debilidades, probar cosas nuevas y esforzarse constante e intensamente.

Esto es algo que parece ser coherente con el camino a convertirse en el mejor escalador del mundo.

Sin embargo, las personas pueden conducir durante 10.000 horas, pero aún así seguir siendo pésimos conductores.

La práctica deliberada es todo, menos ejecutar siempre de la misma forma sin ningún cuestionamiento.

La práctica deliberada, a conciencia y con intención, casi siempre implica investigación, un mentor o entrenador, sacrificios a corto plazo y muchos fracasos.

Para convertirte en uno de los mejores escaladores del mundo, debes conocer bien las propias debilidades y trabajar en ellas todo el tiempo.

Cuatro años después del lanzamiento de «Outliers», Macklemore lanzó la exitosa canción «Ten Thousand Hours», que popularizó aún más la idea de que «práctica es igual a rendimiento».

«Los grandes no fueron grandes porque nacieron con el don de pintar

Los grandes fueron grandes porque pintaron muchísimo«

-Macklemore and Ryan Lewis- Ten Thousand Hours

Contra-argumento a la regla de los diez mil

Naturalmente, muchos eran y siguen siendo escépticos de la regla de los diez mil.

Surgió el clásico debate naturaleza versus crianza, entre otros.

¿Qué pasa con las cosas que no puedes controlar? ¿genética? ¿disposición psicológica? ¿Educación?

El asunto que hay detrás: ¿realmente puedes convertirte en el mejor sólo con la práctica?

Brooke Macnamara (en el 2014) planteó un famoso contra-argumento a la regla de los diez mil.

En su estudio, Macnamara pintó una imagen muy diferente sobre el trabajo duro y el éxito.

El estudio fue un meta-análisis que incluyó los resultados de otros 88 estudios y más de 11.000 participantes.

Las actividades evaluadas incluyeron música, juegos, deportes, profesiones y educación.

Según los resultados, la práctica deliberada explicó sólo el 26% de la varianza (indicador estadístico para obtener conclusiones basadas en datos) en el rendimiento para los juegos, 21% para la música, el 18% para los deportes, el 4% para la educación y menos del 1% para las profesiones.

Leíste bien: el tiempo dedicado a entrenar sólo representó el 18% de la varianza en el rendimiento deportivo.

Genética, trabajo duro y suerte para convertirse en el mejor

Además, en una publicación a principios del 2019 de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., se señala que:

«Los estudios centrados en las similitudes y diferencias en el rendimiento deportivo dentro de las familias, incluso entre gemelos, sugieren que los factores genéticos describen entre el 30 al 80 por ciento de las diferencias entre individuos, en rasgos relacionados con el rendimiento deportivo».

Según el estudio, es probable que una gran cantidad de genes dicten el rendimiento deportivo, y que cada gen individual sólo influya ligeramente en el juego.

Cuánto y qué genes importan más, es algo que está por determinarse. Sin embargo, lo que está claro, es que las cosas cambian con genes óptimos.

La teoría de la «Puntuación Verdadera«, es la teoría de que para cada actividad, el resultado es una combinación entre «habilidad verdadera» y suerte.

En el libro «The Click Moment» de Frans Johansson, este propuso que el logro debe mucho más a «la suerte» de lo que se solía creer.

Sugirió que el trabajo duro sólo importa realmente cuando el entorno es estable.

En otras palabras, es más probable que «práctica igual a rendimiento» sea válido sólo cuando las reglas no cambian.

Llevándolo a la escalada, los tipos de agarre, los ángulos de las paredes, la longitud de la ruta/búlder, las posiciones del cuerpo, los movimientos y la graduación, son factores que afectan la estabilidad del entorno de escalada, sin mencionar la genética, la actitud, la vida en el hogar, etc.

Estos factores afectan el desempeño en la escalada en diferentes maneras y en sus diferentes disciplinas y modalidades.

Dicho todo esto, al aplicar la regla de las diez mil horas a la escalada, las cosas se tornan un tanto borrosas.

En última instancia, la regla de las diez mil horas es más complicada y matizada de lo que la cultura popular sostenía anteriormente.

Todo el tiempo suceden cosas inesperadas y, sin embargo, cuando se trata de deportes, todos nos aferramos desesperadamente a la idea de que cualquiera puede hacerlo, siempre y cuando se dedique.

«Suerte,» dijo E.B. White, «no es algo que debas mencionar en presencia de la gente que se ha hecho a sí misma.»

Todos queremos tener el control, adherirnos a la imagen de una estrella en ascenso que destaca en la noche lluviosa, pero el hecho es que hay muchos factores que influyen.

En mi juventud temprana, mi padre siempre me ofrecía sabios consejos en respuesta a mis alegatos sobre la justicia social.

«La vida no siempre es justa», decía, «pero al final funciona».

Hay un nombre para su coloquialismo: es un fenómeno estadístico llamado «reversión a la media». Significa que cuando ocurre un evento extremo, es más probable que siga un evento menos extremo.

En otras palabras, cuando sucede algo desafortunado, la suerte no se queda atrás.

Podemos afirmar una última cosa: convertirse en el mejor escalador del mundo o la mejor escaladora, requerirá trabajo duro y esa es la parte que no depende de la suerte.

Basado en el artículo de la escaladora y entrenadora Delaney Miller. Delaney es tres veces campeona de EE.UU. en la «Open Sport Climbing Series». En total, ha ganado 12 títulos de campeonatos entre juveniles y adultos, competencias nacionales y panamericanas. Tiene cuatro años de experiencia como entrenadora y una licenciatura en Ciencias de la Salud y el Ejercicio, de la Universidad Estatal de Colorado.