Saltar al contenido

Janja Garnbret Gana el Oro Olímpico en Escalada

Janja Garnbret gana el oro en la escalada en juegos olímpicos tokio 2020

Janja Garnbret ha ganado el primer oro olímpico femenino en escalada deportiva.

Y con eso, las olimpiadas ya han concluido para la escalada, tanto para hombres como para mujeres. La final combinada de mujeres fue el último evento.

Tenemos a nuestros ganadores. Al final del resumen hay una lista de las primeras mujeres medallistas de escalada deportiva y los resultado combinados finales, seguidos de los resultados de la prueba de dificultad.

La prueba de dificultad, con un mayor volumen de escalada y más continuo que el búlder o la prueba de velocidad, además de más oportunidades para múltiples soluciones diferentes a la versión beta, parece ser el mejor escaparate para el estilo individual de cada competidor.

Hay más espacio para la interpretación de secuencias.

Las paredes más altas, en los Juegos de Tokio, más de 15 metros de altura vertical en una pared desplomada en el Parque Aomi Urban Sports, también le da a los aperturistas de ruta (route.setters) una tabula rasa más grande.

El estilo en estas rutas es invariablemente de resistencia: movimiento duro tras movimiento duro tras movimiento duro, sin descanso y mezclado con un lanzamiento dinámico ocasional, con el objetivo de filtrar a los competidores fatigados.

Las tres medallistas olímpicas disfrutando el momento: Miho Nonaka, Akiyo Noguchi y Janja Garnbret. Finales femeninas de escalada deportiva en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Japón.

Como vimos con las finales masculinas de dificultad el jueves, los route-setters hicieron un gran trabajo, filtrando a la mayoría de los competidores en las presas 30s y 40s y con solo un top, por Jacob Schubert.

Con un grupo de mujeres que incluía a algunas de las mejores competidoras en dificultad según la memoria reciente, tendrían que hacer lo mismo con el evento del viernes.

A saber:

  • Janja Garnbret (Eslovenia), una fuerza preternaturalmente dominante en los eventos debúlder y dificultad que en el 2019 arrasó en toda la Copa del Mundo de Búlder;
  • Seo Chaehyun, a los 17 años, la segunda escaladora olímpica más joven, conocida por su ingeniosa secuenciación y por obtener medallas en seis eventos de dificultad en 2019, su primer año en el circuito de la Copa del Mundo;
  • Miho Nonaka (Japón), una competidora sólida, veterana y poderosa bulderera;
  • Akiyo Noguchi (Japón), ganadora de eventos de la Copa del mundo en Dificultad y Búlder desde el 2007 y quien, a los 32 años, se retirará de la competencia después de estos Juegos;
  • Brooke Raboutou (EE.UU.), quien escaló su primer 5.14b a los 11 años y pasó el año pasado, cuando los Juegos se retrasaron, puliéndose en V14s en las tierras altas de Colorado;
  • Y Jessica Pilz (Austria), quien ocupó el segundo lugar en la delantera en la ronda de clasificación en Tokio y en 2018 incluso destronó a la reina Janja Garnbret en un Campeonato Mundial en Dificultad.

Las otras dos competidoras, Alexandra Miroslaw (Polonia) y Anouk Jaubert (Francia) eran ambas especialistas en velocidad (Miroslaw registró una carrera de 9,97 segundos, a una centésima de segundo del record mundial de entonces, en la ronda de clasificación) que necesitaban intensificar su juego en búlder y en dificultad con el fin de dar una pelea seria por las medallas.

Quizás como era de esperar, Miroslaw ganó las finales de velocidad, estableciendo un nuevo record mundial de 6,84 segundos, con Jaubert en segundo lugar.

Y las dos escaladoras japonesas, Nonaka y Noguchi, se prepararon bien para la medalla con el tercer y cuarto lugar, respectivamente, con Garnbret en quinto lugar.

Luego en búlder, no es de extrañar aquí, Garnbret ganó, con Raboutou en segundo lugar, Nonaka en tercero y Noguchi en cuarto.

Brooke Raboutou terminó segunda en la final de búlder en los Juegos Olímpicos de Tokio y quinta en general. Foto: Jess Talley, Jon Glassberg / Louder Than 11

Lidiando con una temperatura del aire de 82 grados y una humedad pegajosa en las noches de verano, los competidores salieron al escenario y pasaron sus seis minutos evaluando la ruta con binoculares.

La parte inferior comenzó con una dispersión de cubos, romboides, «Pac-Man» y presas amarillas rectangulares planas e inclinadas antes de pasar a un gran volumen piramidal con presas y romos volcánicos complejos, de varios niveles, verdes y amarillas.

En el top, los agarres se redujeron radicalmente de tamaño, con diminutas regletas escondidas alrededor de una serie de volúmenes grises.

La ruta iba a requerir una buena estrategia, un ritmo inteligentes y una secuencia cuidadosa.

Miroslaw salió primera. Escaló con fuerza, si no con un poco de incertidumbre, reajustándose con frecuencia en las presas inferiores y cayendo bajo, después de nueve movimientos, preparándose para alcanzar una regleta oculta alrededor de un volumen amarillo.

Ella levantó los brazos en un gran encogimiento de hombros, sonriendo, como si dijera: «Oye, lo intenté, esto no es lo mío».

Jaubert fue la siguiente. Ella superó el movimiento en el que cayó Miroslaw y subió al siguiente conjunto de volúmenes, cayendo en el movimiento 13 (presa 13+). Eso fue todo para las escaladoras de velocidad.

En representación de EE.UU. estaba Brooke Raboutou, moviéndose con confianza y fluidez, en contraste con las especialistas en velocidad, moviéndose casualmente a través de los movimientos que habían escupido a Miroslaw y Jaubert, sacudiéndose antes de un giro hacia la izquierda hacia el gran volumen.

Raboutou clavó un salto lateral en la travesía solo para quedarse y luego resbalarse en un bidedo en el movimiento 20 (presa 20+), bajando visiblemente decepcionada con su actuación.

Anouck Jaubert, de Francia, tuvo unos grandes Juegos Olímpicos. No ganó medalla, pero llegó a la final y terminó sexta al final del día. Foto: Jess Talley, Jon Glassberg / Louder Than 11

Noguchi, en el último evento de la competencia internacional de su vida, trepó suave y poderosamente hasta la travesía, pegando la estocada y cortanto y luego reacomodando sus pies, superando el bidedo del que Raboutou resbaló.

Subió a la serie de volúmenes verdes, encontrando donde agarrarse en sus bolsillos romos.

Unos 28 movimientos hacia arriba, Noguchi estaba visiblemente empopeyada, tirando de la cuerda para clipear, dejándola caer, preparándose para un punteo y luego caer.

(Un clipmás abajo, la cuerda se había enredado en su cabello durante un intento de clipeo, lo que también le costó energía).

Fue una actuación heroica: un esfuerzo total, la culminación perfecta de una larga carrera.

Luego estaba Garnbret, que necesitaría alcanzar la presa 29+ para pasar a la primera posición.

Con toda la concentración, la confianza y el poder, Garnbret subió por la pared, luciendo apenas empopeyada mientras cruzaba la ytravesía.

Sobre los volúmenes verdes siguió sacudiéndose, colocando y volviendo a colocar las manos en los romos como si estuviera pegada a la pared, respirando hondo.

Con dos minutos para el final, estaba 32 movimientos arriba, enfrentando la serie final de regletas en la parte superior del muro, luchando por recuperarse en una postura sobre tres grandes manchas verdes y luego en una postura más alta metida en los volúmenes grises.

Garnbret se quedó allí cuando el reloj indicaba que quedaba menos de un minuto y luego, finalmente se movió hacia una secuencia sobre micro regletas, cayendo en el movimiento 37, para tomar una ventaja significativa.

Fue épico, y quizá era suficiente para que Garnbret se quedara con el oro. Pero con Nonaka pisándole los talones, y en una posición bien preclasificada, la medalla dorada aún era una incógnita.

Nonaka necesitaría llegar a la presa 37+ en 5:40 para tomar la delantera sobre Garnbret.

Con su fuerza explosiva de bulderera, Nonaka aplastó la travesía, sacudiendo los brazos al final de los volúmenes amarillos, sujetándose del bidedo que había escupido a Raboutou, poniendo los pies en un elegante movimiento de bicicleta sobre un volcán a la derecha, haciendo juego con el bidedo, luciendo sólida, luego…¡cayendo! en solo la presa 21.

Y así, sin nadie para destronar a Garnbret, la eslovena estaba ganando el oro. Mientras las cámaras enfocaban a Garnbret sentada junto al muro, se podía ver la alegría en su rostro.

Garnbret estuvo casi perfecta en la final combinada femenina. Finales femeninas de escalada deportiva en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Japón.

Escalando bien y con marcado control, Pilz floto por la travesía y parecía bien descansada antes de llegar al bidedo.

Se movió hacia los volúmenes verdes, todavía luciendo sólida donde había caído Noguchi, descansando sobre un gancho de talón mientras se movía al final de los volúmenes.

En las presas 34+, Pilz finalmente sucumbió al empopeyamiento, acercándose más que cualquier otro competidor hasta el que era el punto más alto donde había llegado Garnbret, después de haber hecho un esfuerzo magistral.

Chaehyun fue la última. De pies ligeros, haciendo que los fuertes movimientos parecieran sin esfuerzo, se movió hasta la travesía, balanceando sus pies a través de ella.

Se acercó al bidedo después de descartar un movimiento cruzado para alcanzarlo y subió a los volúmenes verdes, buscando la medalla de bronce, que ganaría si pudiera superar el punto más alto de Garnbret.

Chaehyun llegó a la misma posición en las tres manchas verdes donde Garnbret se había «estacionado» y se recuperó sobre un gancho de talón, solo para caer un movimiento más alto en la presa 35. De nuevo, súper impresionante.

Las ganadoras en escalada de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, ahora estaban claras: Garnbret por el oro, Nonaka por la plata y Noguchi por el bronce.

Sollozando de alegría, las tres escaladoras se abrazaron. La reina Janja había ganado, tal como todos predijeron.

Fue un final perfecto para el debut de la escalada en los Juegos Olímpicos, casi como si estuviera escrito: la escalada deportiva, como disciplina olímpica, había sido un éxito.

Nos vemos en París 2024…

Resultados finales globales de escalada deportiva Mujeres

  1. Janja Garnbret (Eslovenia) ORO: 5 puntos
  2. Miho Nonaka (Japón) PLATA: 45 puntos
  3. Akiyo Noguchi (Japón) BRONCE: 64 puntos
  4. Aleksandra Miroslaw (Polonia): 64 puntos
  5. Brooke Raboutou (EE.UU.): 84 puntos
  6. Anouck Jaubert (Francia): 84 puntos
  7. Jessica Pilz (Austria): 90 puntos
  8. Seo Chae-hyun (Corea del Sur): 112 puntos

Resultados de la prueba final de dificultad Mujeres

  1. Janja Garnbret (Eslovenia): 37+
  2. Seo Chae-hyun (Corea del Sur): 35+
  3. Jessica Pilz (Austria): 34+
  4. Akiyo Noguchi (Japón): 29+
  5. Miho Nonaka (Japón): 21
  6. Brooke Raboutou (EE.UU.): 20+
  7. Anouck Jaubert (Francia): 13+
  8. Aleksandra Miroslaw (Polonia): 9+

Conoce a las competidoras olímpicas de escalada deportiva

Janja Garnbret (Eslovenia)

Ganja Garnbret Foto: Jess Talley, Jon Glassberg / Louder Than 11

Aunque solo tiene 22 años, Janja Garnbret ya es una de las escaladoras de competición con más pedigrí de todos los tiempos.

Desde su primera aparición en el circuito de la Copa del Mundo de adultos en 2015, la Eslovena ha sido la competidora a batir tanto en dificultad como en búlder.

En 2019, arrasó en la serie de la Copa del Mundo de búlder y ganó el Campeonato Mundial tanto en búlder como en dificultad.

En las rondas de clasificación de esta semana, Garnbret, que no es especialista en velocidad, escaló algo descuidadamente en ambas series de velocidad, lo que llevó a los locutores a especular si la presión de la etapa olímpica la estaba afectando.

Esa teorías fueron completamente desacreditadas en la ronda de búlder, donde Garnbret dominó, encadenando al flash los cuatro problemas con evidente facilidad.

(Ningún otro competidor superó los cuatro).

En la final en Tokio, superó dos búlders, ganando fácimente allí.

Seo Chae-hyun (Corea del Sur)

Seo Chae-hyun Foto: Jess Talley, Jon Glassberg/ Louder Than 11

A los 17, Seo Chae-hyun es una de las atletas olímpicas más jóvenes de la escalada (aunque no la más joven: le lleva un mes a Colin Duffy).

Debido a su edad y exposición limitada a las competiciones durante los últimos 18 meses, muchas personas no estaban seguras de qué esperar de Chae-hyun en los Juegos Olímpicos.

Es reconocida como una escaladora de dificultad con talento; en el 2019, su primera temporada en el circuito de adultos, obtuvo medalla en seis eventos de dificultad, obteniendo cuatro oros, una de plata y un bronce, pero hasta la ronda de clasificación del martes, sus capacidades de búlder y velocidad se mantuvieron en gran parte no probadas en el escenario internacional.

¿Qué aprendimos durante las eliminatorias? Aprendimos a que la velocidad no es su fuerte (ocupó el puesto 17), pero que es una fuerte bulderera.

Su quinto puesto en los búlders la preparó muy bien para el evento principal, la dificultad, que ganó con estilo, encontrando un beta elegante a través de secuencias duras que bloquearon a muchas de las competidoras más fuertes del mundo.

(Dato curioso: Chae-hyun no solo escala en artificial; cuando tenía 14 años, hizo un viaje a Colorado y encadenó una de las rutas más difíciles de Rifle: Bad Girls Club, 5.14d).

Miho Nonaka (Japón)

Miho Nonaka (Japón) Foto: Jess Talley, Jon Glassberg / Louder Than 11

Nacida en Tokio en 1997, Miho Nonaka comenzó a escalar a los ocho años; según su sitio web, su principal motivación para mejorar era su deseo de superar a sus dos hermanas mayores.

Ella tuvo éxito. Compitió en sus primeras Copas del Mundo en 2014, ganó su primera Copa del mundo de Búlder en 2016 y durante los siguientes años acumuló una gran colección de medallas, y finalmente ganó el Campeonato Mundial de Búlder el 2018.

Conocida como una experta todo terreno, Nonaka demostró claramente su potencial para obtener medallas durante la ronda de clasificación, ubicándose en cuarto lugar en velocidad, octavo en búlder y tercera en dificultad.

Akiyo Noguchi (Japón)

Nacida en Tokio en 1989, Noguchi comenzó a escalar a la edad de 11 años, entrenando principalmente en un muro de una casa que su padre construyó en la granja de su familia. A los 32 años, es una competidora experimentada.

Comenzó a ganar medallas de la Copa del Mundo en 2007 y ganó al menos tres cada año después de eso hasta que la pandemia interrumpió la temporada 2020.

En su país de origen, Noguchi es una especie de estadista anciano; ganó nueve Copas Japonesas de búlder consecutivas, de 2005 a 2014.

Al igual que Adam Ondra, Noguchi tradicionalmente se ha desempeñado mucho mejor en búlder y escalada de dificultad que en velocidad, una desventaja en el formato combinado.

Pero evidentemente ha estado entrenando: durante la ronda de clasificación logró un respetable noveno lugar (en comparación con el 18 de Ondra).

Esto le quito algo de presión para las rondas de búlder y dificultad, en las que se ubicó en tercer y sexto lugar, respectivamente.

Noguchi ha dicho que se retirará de la escalada de competición al final de estos Juegos.

Brooke Raboutou (EE.UU.)

Brook Raboutou (EE.UU.) Foto: Jess Talley, Jon Glassberg / Louder Than 11

Brook Raboutou nació en 2001 en una familia de escaladores. Sus padres fueron competidores de dificultad durante la década de los 90 y son autores intelectuales de «ABC Kids Climbing», un programa que también formó a su compañero olímpico Colin Duffy, y su hermano menos es actualmente uno de los buldereros en roca más fuerte del mundo.

Raboutou estaba escalando V10 y 5.13b a la edad de 11 años.

El año pasado, cuando se pospusieron los Juegos Olímpicos, encadenó dos problemas de búlder V14: Muscle Car y Jade, ambos en Colorado, EE.UU.

A principios de este año, en preparación para los Juegos Olímpicos, se tomó un semestre de descanso de la universidad (se especializa en marketing en la Universidad de San Diego) y se centró en el entrenamiento.

Parece haber valido la pena.

Durante las clasificatorias olímpicas, se ubicó en el puesto 12 en velocidad, luego tuvo un muy buen desempeño en búlder, logrando 3 tops (dos de ellos al flash) y una zona.

Su segundo lugar en búlder implicó algo de presión para la prueba de dificultad, donde se ubicó en el octavo lugar.

Jessica Pilz (Austria)

Jessica Pilz (Austria) Foto: Jon Glassberg / Louder Than 11

Originaria de Haag, Austria, Jessica Pilz comenzó a escalar cuando tenía solo nueve años.

Ahora con 24 años, es una de las escaladoras de dificultad con más logros en el campo femenino, y también ha llegado a la final en seis Copas del Mundo de Búlder.

En 2018, ganó el Campeonato Mundial de Escalada en Dificultad, venciendo a Janja Garnbret en tiempo.

Al igual que Raboutou, Pilz es a la vez una estudiante universitaria y una atleta profesional, y «aspira a convertirse en un modelo a seguir para la próxima generación de escaladores».

Desafortunadamente Pilz rompió por completo su polea A-4 en una Copa del Mundo de Búlder en Salt Lake City a fines de mayo, una lesión que sin duda la ha obligado a equilibrar los requisitos de recuperación con los de entrenamiento.

Pero parece haber funcionado.

Tenía cinta adhesiva en el dedo durante las clasificatorias, pero escaló bien, especialmente en dificultad, donde terminó segunda. Ella fue undécima y novena en velocidad y búlder respectivamente.

Aleksanda Miroslaw (Polonia)

Miroslaw ganó la final de velocidad en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Japón. Foto Jess Talley, Jon Glassberg / Louder Than 11

Aleksanda Miroslaw es la actual campeona mundial de escalada de velocidad y ganadora de las finales olímpicas de velocidad, donde también estableció un nuevo récord mundial.

Y ella es obviamente rápida. Durante su mejor serie durante las eliminatorias, estuvo por debajo del récord mundial de velocidad femenino por solo 0,01 segundos.

Le hubiera gustado esa centésima de segundo, pero incluso sin ella ganó el primer lugar en velocidad, lo que la llevó a la final.

Miroslaw es la especialista en velocidad por excelencia, pero no se desempeña al mismo nivel en búlder (20° en las eliminatorias) ni en el muro de dificultad (19°).

Para ganar una medalla, tendría que haber ganado en velocidad, lo que hizo, y luego hacer algunos avances en los eventos que no son de velocidad.

Anouk Jaubert (Francia)

Anouck Jaubert (Francia) quedó segunda en la final olímpica de velocidad. Foto: Jess Talley, Jon Glassberg / Louder Than 11

Anouck Jaubert es una especialista en velocidad, de 27 años de Grenoble, Francia. Ha aparecido en docenas de podios de la Copa del Mundo como escaladora de velocidad, y se ganó su lugar en el equipo francés después de un puesto 11 en el evento combinado en el Campeonato Mundial de 2019 en Hachioji, China. En la ronda de velocidad del clasificatorio olímpico, Jaubert registró un tiempo de 7,12 segundos, solo superado por Miroslaw.

Jaubert continuó con este gran desempeño en velocidad, ubicándose 13° en búlder y 15° en dificultad. Se pronosticó una batalla entre Miroslaw y Jaubert por el título de la más veloz en las finales, y así fue como sucedió, con Jaubert en segundo lugar y Miroslaw en primer lugar.