Saltar al contenido

Miedo en la escalada: supéralo aprendiendo a caer bien

perder el iedo a la caída en escalada

Es natural sentir temor al estar en altura, por eso es importante controlar y perder el miedo en la escalada, lo cual puedes lograr aprendiendo a caer bien mientras escalas.

Cuando pasas de escalar en top a escalar de primero, las caídas te dejan más lejos.

Caes, al menos, el doble de la distancia que escalaste desde último punto de protección (cinta exprés u otro) más la elongación de la cuerda, más la holgura de la cuerda que pueda tenerte tu asegurador.

Aprender a caer te ayudará a minimizar el riesgo de lesión, además de ayudarte a perder el miedo.

Dado que la caída es un subproducto natural de esforzarte y aprender nuevas habilidades, gestionar el miedo a caer escalando también es clave para progresar como escalador.

Al obtener cierto nivel de comodidad gracias a la experiencia, te liberas de los miedos primarios para concentrarte en el desarrollo de tus habilidades como escalador o escaladora.

El equipo adecuado te ayudará a controlar el miedo

El riesgo de caer siempre está presente, sin embargo, no se necesita ningún equipo especial más allá del equipo necesario para escalar de primero (en lead).

Si sabes que estás usando el equipo adecuado, la ansiedad y el miedo ante los riesgos que implica la escalada, disminuirán.

Sin embargo, vale la pena revisar tu casco, porque un casco que se encuentra abollado, agrietado o que tiene más de 10 años, debe ser reemplazado.

3 puntos claves para perder el miedo a la caída en escalada

  • Saber dónde estás en relación con la cuerda
  • Comunicarte claramente con tu asegurador
  • Lograr una trayectoria de vuelo limpia

No te enredes con la cuerda en la caída

Enredarse con la cuerda al momento de caer de la pared conduce a malas consecuencias, especialmente si tu pierna se engancha y te das vuelta.

  • Procura mantener siempre la cuerda entre tu y la pared.
  • Si la cuerda se sale hacia un lado, asegúrate de que esté más cerca de la pared que de ti.
  • Si la cuerda se ha quedado detrás de alguna parte de tu pierna, corrige el paso y vuelve a pasar por encima de la cuerda.

Comunícate con tu asegurador ante una caída riesgosa

Aunque el asegurador debe vigilar cada uno de tus movimientos, hay dos comandos que pueden ayudar a la causa:

  • Grita «¡atento!» si estás en una zona de riesgo. Esto podrá a tu asegurador en alerta máxima.
  • Grita «¡cayendo!» siempre y cuando estés a merced de la gravedad. Esto ayudará a tu asegurador a reaccionar más rápidamente con la captura.

Vuelo limpio: no hay miedo en la escalada

No puedes controlar todas las variables, pero concentrarte en algunos aspectos claves hace una gran diferencia al momento de controlar el miedo en la escalada.

Si tienes una caída recta desde un desplome, relájate, exhala y trata de no ponerte tenso o tensa, porque eso hará que la sacudida sea más brusca.

Si sabes que el vuelo será limpio y confías en todos los aspectos de seguridad técnicos (como el equipo y tu asegurador), no tienes por qué tener miedo a caer.

Para la mayoría de las caídas sigue estos pasos:

  • Mira hacia abajo en busca de obstáculos en la trayectoria de la caída.
  • No te empujes a menos que sea para despejar una obstrucción. Empujar hacia afuera conducirá a un golpe más fuerte cuando la cuerda te balancea (como un péndulo) de regreso a la pared.
  • Mantén los brazos a la altura del pecho con codos y rodillas ligeramente doblados.
  • Exhala cuando estés en el aire. El proceso de respiración te relajará automáticamente.
  • No te agarres de nada durante la caída porque esto puede provocar lesiones graves en los dedos.
  • Intenta un aterrizaje suave con los pies, manteniendo las manos preparadas.

Zonas de NO caída:

Cuando elijas una ruta de escalada, fíjate en las zonas en queNO DEBES CAER.

Estos serán lugares en que una caída podría tener consecuencias graves.

Por ejemplo, donde haya una protuberancia contra la que te puedas golpear.

A continuación, asegúrate de que la dificultad de aquellas zonas de peligro se encuentren dentro de tus capacidades.

Si ese no es el caso, mejor selecciona otra vía para escalar.

Practicar la caída te ayudará a superar el miedo en la escalada

Nunca se recomienda practicar una caída muy agresiva, pero hacer caídas cortas donde sabes que hay protección y anclajes seguros, puede ayudarte a superar el miedo.

Intenta practicar las caídas por lo menos a una altura de entre 9 y 10 metros del suelo: lo suficientemente alto para que el estiramiento de la cuerda absorba parte de la fuerza de impacto de la caída y que no llegues al suelo.

Preparación mental para enfrentar el miedo

A menudo, por culpa del miedo, la mente cede antes de que físicamente pierdas el agarre.

Así que esfuérzate por mantener la fortaleza mental antes y durante la escalada:

  • Prepara un plan antes de la escalada: decide tu estrategia para enfrentar el crux e identifica lugares donde puedes descansar.
  • Realiza los chequeos de seguridad: reducirá el riesgo y aumentará tu confianza.
  • Confía en tu asegurador.
  • Respira durante la escalada: aumentará tu agudeza física y mental.

Recordatorio:

La seguridad es tu responsabilidad.

Ningún artículo o video puede reemplazar la instrucción y la experiencia apropiadas.

Este artículo está destinado únicamente a ser información complementaria.

Asegúrate de practicar las técnicas adecuadas y las pautas de seguridad antes de escalar.